Honda CR-V 1.5T AWD Touring, 2017

El Latino de Hoy
Uno de los segmentos más dinámicos en el mundo, es el de las SUVs compactas, en el que históricamente la Honda CR-V ha sido una de las protagonistas, gracias a que es uno de los productos más confiables y mejor concebidos.

Todo aquel que quiera ser tomado en cuenta, debe tener como referencia la CR-V. Hace apenas dos años que sufrió una actualización importante, con mejoras en materiales, equipamiento, imagen e incluso mecánica, sin embargo, la pelea es tan dura, que la marca ha decidido entregar una nueva generación tomando como base el exitoso Civic y sus mejores atributos.

Diseño

De este modo la nueva CR-V crece en todos los sentidos: es más larga por 30 mm (hasta los 4.5 m), también más alta y ancha, pero donde destaca es en el aumento de la distancia entre ejes por 40 mm para alcanzar 2.6 m y entonces ofrecer una segunda banca sumamente amplia (no tenemos que recorrer los asientos para agregar autoasientos infantiles, por ejemplo) y rematar con una cajuela gigantesca de 1,100 litros de capacidad.

A ello hay que sumarle un diseño muy atinado, robusto, con detalles muy efectivos como los enormes rines de 18 pulgadas, así como un nuevo grupo de faros de LEDs denominados “Solid Wing Face”, importados directamente de Acura y que le hacen lucir mucho más cara y elegante.
Por detrás mantiene los rasgos de las calaveras altas pero ahora son más robustas hacia el centro y completa el uso de mucho cromo en todo lo largo de la puerta.

Aumento de calidad

La sensación Premium en el interior es innegable. Corriendo riesgos con una combinación de varios materiales como plásticos de muy buena hechura e incluso acabado con piel y madera, y que además consigue presentarlos con gran calidad, con un ensamble muy bien ejecutado que, creánme, no es fácil de conseguir.

Mejora considerablemente la ergonomía con la nueva pantalla touch, mejor integrada a la consola central y con algunos menús un poco más actuales que en otros modelos de la marca, pero de cualquier modo la interfase podría mejorarse, se percibe en algunos momentos algo veterana.

Lo bueno es que ya reconoce sistemas como Android Auto y Apple Car Play que pueden ser controlados por voz y también ofrece el nuevo diseño de volante y botonería que ya vimos en el Civic. Mismo caso para el tablero o cluster, completamente digital con tres grandes grupos de información.

Mención aparte merecen los asientos, piel de muy buen firme y sensación, cómodos y amplios en todas las plazas. Solo el del conductor es eléctrico y la banca trasera puede abatirse en 60/40 con mucha facilidad gracias a unas palancas en la cajuela. También percibimos una posición de manejo un poco más alta, que a la larga aporta seguridad en el manejo.

Motor

El motor es de última generación, el 1.5 turbo ofrece inyección directa, 190 caballos y 179 lb/pie de torque, acoplados a una transmisión CVT diseñada específicamente para este propulsor. La suspensión posterior es multilink lo que le permite, además de tener un mayor control, ofrecer el sendo espacio en cajuela.
Motor y caja trabajan muy bien en conjunto para ofrecer lo mejor de dos mundos: buen consumo (en ciudad rondamos las 27 mpg, arriba de 33 en autopista) o bien rodar con muy buenos números en aceleraciones y recuperaciones: 9.4 s en el 0 a 60 mph. Lo mejor es que el propulsor, por pequeño que parezca, no deja de empujar incluso rodando a mayores velocidades, aunque evidentemente la CVT está orientada al consumo. En la parte alta del tacómetro cambia con rapidez y le da hasta cierto saborcito sport.

Al mismo tiempo, la dirección ahora tiene un mejor feeling, un poco más directo gracias a la asistencia eléctrica variable y que ahora presume un radio de giro realmente corto, que se agradece mucho, sobre todo en ciudad.

La caja incluye un modo Sport que es más de sensaciones que de desempeño. En nuestras pruebas no hubo variación significativa en las aceleraciones. También tenemos el modo ECO que adormece un poco más la respuesta de la caja evitando que subamos más de prisa el motor de vueltas y busca ahorrar un poco de combustible.

Los frenos, ventilados adelante y sólidos atrás, ofrecen una buena mordida, pero mostraron signos de fatiga frenada tras frenada después de una semana bajando colinas para llegar al centro de Portland.

El resto del equipamiento se compone de controles de estabilidad y de tracción, ABS, seis bolsas de aire, cámara de reversa y la cámara lateral para asistencia en vueltas, ideal para ciudades con ciclistas. Climatizador de doble zona, navegador firmado por Garmin, encendido por botón y apertura con llave de presencia, además de puerta posterior eléctrica y con apertura mediante el pie.

Conclusión

Si bien no es la más accesible del mercado, está en el rango de la pelea. Existen productos con nivel de equipamiento más completo a precios más accesibles, aunque sin la mecánica turbo que, insistimos, es uno de sus diferenciadores.

Precio Base: $33,695ºº

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

© 2012-2017 El Latino de Hoy Newspaper de Oregon | Powered by Graphix4.com

Scroll to top
UA-9781969-33